Una de aberraciones educativas

Hoy me apetece compartir algunas de las prácticas que, según mi opinión, deberían ser expulsadas de un sistema educativo que, en ocasiones, da la sensación de perpetuar males endémicos y ser incapaz de gestionarse para conseguir el objetivo último del mismo: un mejor aprendizaje -entendiendo como tal no sólo la simple instrucción- de nuestros alumnos. Son ya diecisiete años trabajando en esto y, por desgracia, da la sensación que hay determinados tipos de prácticas «educativas» se hayan mantenido a lo largo del tiempo por motivos que, aún a día de hoy y salvo que haya docentes que apliquen primero la tradición que el sentido común, no consigo entender.

Fuente: Twitter
Fuente: Twitter

Cuando un docente de Lengua realiza un examen -algunos, incluso con el agravante de realizarlo tipo test- acerca de un libro de lectura que, de forma homogénea -sí, todos sus alumnos leen el mismo libro sin tener en cuenta ningún tipo de personalización- es que algo falla. No creo que la obligación planteada de esta forma incentive a futuros lectores. Menos aún cuando la consideración del libro de lectura se convierte en una necesidad académica que, simplemente, sirve para poner una nota más en la libreta del profesor contando para esa nota final que algunos tienen tan idealizada. No, hay alternativas a lo anterior. Hay métodos para saber qué se ha leído e incentivar la lectura de una manera más ligera y productiva. E, incluso, hay herramientas como Kahoot o cualquier otra que permiten una interacción con el alumno que hacen aumentar las ganas de leer. Sí, también otra buena opción sería obligar a que los alumnos subieran un vídeo en Youtube para explicar qué les ha parecido el libro. Un libro de lectura que, como he dicho antes, ni debería ser homogéneo ni tratado como un examen.

También hay aberraciones en el ámbito tecnológico. Cuando te encuentras a docentes de Tecnología que no usan el taller para nada más que dar clases teóricas o realizar un montaje de kits prefabricados en los que el uso de herramientas es testimonial es que algo falla. Tecnología debe estar asociado a lo que es. No es sólo ensuciarse trabajando con herramientas que, posiblemente, nunca habrán usado y familiarizarse con ellas. Es poder crear un producto final por parte de los alumnos. La ilusión que les hace a los chavales ver que han construido algo con sus manos y se lo llevan a casa es inimaginable. Y ahora con robotitos, impresión 3D u otras ideas más económicas… no me digáis que no hay cosas chulas para hacer. Y no, no me vale lo de los grupos numerosos porque, por ley, hay horas de Tecnología que están desdobladas.

¿Sigo con el profesorado de Informática que usa libro de texto y que sólo explica Word, Excel o sus alternativas libres? ¿Sigo con el docente que, por desgracia, es incapaz -por motivos ignotos- de dar alegría a algo como es el uso de equipamiento informático? Que la informática puede ser muy interesante pero si la convertimos en «copia el documento éste», «haz una tabla con los siguientes datos y haz clic en el botón que tiene una flechita» o «memoriza atentamente todos los componentes del ordenador para vomitarlos en un examen» nos cargamos la asignatura. Por cierto, una de las asignaturas más exigentes a nivel de actualización. Es por ello que, cuando veáis a un docente de Informática que usa libro de texto, no necesitáis más para taxonomizarle.

Los de Lenguas Extranjeras que sólo se dedican a poner vídeos o música a sus alumnos están a otro nivel. Si la única actividad repetida es un monótono listening mal grabado o una clase en la que la interacción brilla por su ausencia, algo está mal. Sí, las filas y los alumnos sentados está muy bien pero, en una asignatura cuya máxima debería ser la comunicación, ver esas filas tan ordenadas da un poco de repelús. Y si cuando pasas al lado de su puerta hay un silencio sepulcral sólo roto por el profesor es que hay algo que chirría.

Dar Matemáticas sin jugar con las matemáticas también es algo curioso. Las matemáticas permiten mucho más que ir resolviendo problemas sin parar en la pizarra. Se pueden hacer muchas más cosas que seguir un libro de texto. Incluso, para los que lo desconozcan, hay miles de servicios online para jugar aprendiendo. Así pues, si alguien llega a vuestra sala de profesores cubierto de tiza después de explicar ecuaciones y lo hace repetidamente los últimos años, da para pensar.

¿Y algunos docentes de Educación Física cuya máxima es dar un balon de fútbol a los niños y uno de voley a las niñas? Sí, aún existe alguno de estos diplodocus. Por suerte yo no lo he observado directamente en mis centros pero sí que tuve un par de profesores así en mi época de estudiante. Y, ahora mirado en perspectiva, lo considero una barbaridad sin justificación a todos los niveles.

Podría seguir con el resto de asignaturas y con los docentes que usan, exclusivamente, libro de texto y, en cuyas aulas se respira el silencio. Aulas donde el más mínimo movimiento de una mosca está prohibido. Aulas que hacen alegre un entierro. Aulas donde el libro de texto -en formato papel o digital- o esos apuntes amarillentos que realizó el docente una vez empezó a trabajar, son el único material válido para aprobar esa asignatura. Eso sí, asignatura que debe dotarse de importancia en base al alto número de suspensos. Sí, por desgracia hay algunos compañeros que se piensan que son mejores profesionales por suspender más.

Nada, unas simples reflexiones en voz alta metiéndome, de nuevo, en berenjenales con los que, por lo visto, me gusta moverme 🙂

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

3 Comments
  1. Hola Jordi,
    Soy profesora de ciclo superior y leyendo tu artículo me doy cuenta que yo creía ser bastante innovadora y resulta que nada más lejos de la realidad…, al menos en el área de matemáticas. Sí que resolvemos muchas veces problemas en grupo y uso la PDI para explicar conceptos y que luego lo tengan en el moodle así como también tienen a su disposición actividades en moodle para poder repasar todo lo necesario pero encuentro que sigo sin llevar la teoría, a la práctica.
    En tu artículo comentas que tienes bastantes herramientas para motivar a los alumnos en el área de matemáticas. Podrías compartir conmigo algunas? Gracias
    Noemí

  2. ¡Buaggggg! Lo del profesor de Educación Física es de traca. ¡Madre de Dios! Tuviste una mala época de estudiante Jordi, sobre todo en Educación Física. Un abrazo amigo.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link