Una década después del desembarco de las pizarras digitales

Hace aproximadamente unos diez años que, tanto la administración educativa en sus centros públicos como muchos centros privados, se sumaron al carro de la compra masiva de pizarras digitales interactivas (PDI). Unos dispositivos que, supuestamente, iban a permitir una interacción total entre el docente/alumno y la propia pizarra mediante el uso de unos determinados «lápices» o, directamente, mediante la manipulación táctil de la misma en algunos modelos. Pizarras que aparecieron de golpe y sopetón en centros rurales de Aragón, de zonas industriales del extrarradio barcelonés o, en el barrio de Chamberí. No, no había centro educativo que no se hubiera dotado, en un período relativamente corto, de esos dispositivos.

Fuente: http://www.mercadolibre.com.ec/

Ahora, diez años después sin ningún estudio serio sobre su implantación, más allá de ciertos documentos, que siguen un modelo de investigación muy surrealista, por parte de los mismos que avalaron ese gasto millonario con la venta de sus supuestos beneficios, nos encontramos en que, al menos en Secundaria y, por qué no decirlo, en la inmensa mayoría de centros de Primaria (sí, ya sé que son sólo datos subjetivos obtenidos después de pisar muchos centros y hablar con muchísimos compañeros de esos «frikis» que hay trabajando en educación) nos encontramos con que las PDI se usan exclusivamente como simple pizarra de proyección. Miles de euros de coste de cada uno destinada al mismo uso que se hubiera podido dar con una simple tela blanca de unos cien euros. Un elemento tecnológico que, sin ningún tipo de repercusión legal sobre quien firmó la orden de comprarlos -me estoy refiriendo a los que se compraron con dinero público-, ha sido un auténtico fiasco. Ya, seguro que la culpa es del profesorado que no sabe usar tan magno recurso pero, si de los cientos de miles de docentes que hay en nuestro país, nadie usa habitualmente ese recurso y prefiere seguir usando la pizarra verde/negra de toda la vida o, simplemente, proyectar la tablet o el equipo informático, es que quizás hay algo que se planteó mal con su compra.

A día de hoy no es que haya infrautilización del recurso, hay completo abandono del mismo. No es una herramienta que facilite el dar clase. No es una herramienta, más allá que puntualmente pueda tener algún beneficio en el caso de etapas muy iniciales del aprendizaje, permita desarrollar una metodología que se adapte al alumno. Y eso, simplemente, porque te obliga a estar al lado de la misma para interactuar con ella. Y no sólo eso, resulta que, entre el proceso de calibración (sí, esos trastos tienen la facilidad de descalibrarse), el ejercicio de ciencia ficción pensando que uno puede escribir sobre ella con letra más o menos inteligible o, los recursos infumables que hay disponibles en la red para ser usados con la misma (léase el típico fill the gaps o busque la cola del burrito para completar el animal y que haga su onomatopeya) tenemos una herramienta carísima, pedagógicamente deficiente y, por qué no decirlo, un muerto a todos los niveles en algunas aulas.

Ya, seguro que algunos habréis visto algún vídeo que nos suministran algunas de esas empresas que venden PDIs donde se ve lo fáciles que son de usar, las potencialidades que te ofrecen y, donde subyace el típico discurso que no hay mejora educativa sin el aparatejo. Si lo anterior lo mezclas con esas pantallas que aparecen en Minority Report o que usan en algunas series como CSI para gestionar la información seguro que hay más de un incauto que se cree lo anterior pero, seamos sinceros, los que deberían decir si algo funciona son los docentes de aula. Y ya os digo yo que no es por falta de ganas de usar recursos por mucho que algunos vivan vendiendo que los docentes no son innovadores, usan la clase tradicional porque no tienen ganas de trabajar u otros mantras similares. La verdad es que si hubiera sido un recurso útil se hubiera utilizado. El problema es que no lo es. Y no lo va a ser por mucho que algunos se empeñen en seguir comprándolo/usándolo.

Una herramienta tecnológica debe facilitar la vida al docente y al alumno para permitirle hacer las cosas más fáciles, ser capaz de acceder a la información necesaria en todo momento y, por qué no decirlo, adaptarse a cada uno. Algo que no cumplen las pizarras digitales por mucho que se empeñen algunos.

Le dedico el post a @maidemonmai, quien me ha dado la idea para el artículo de hoy porque, como he dicho siempre, este es vuestro blog.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

15 Comments
  1. Hola:
    Tienes gran parte de razón, es demasiado cara para lo poco que se aprovecha. He dado algún curso a mis compañeros sobre su uso, pero también es cierto que cuando vinieron a nuestro centro a instalarla, insistí en la la pusieran al lado de la pizarra blanca que ya teníamos, y eso a pesar de que las «ordenes» de Consejería era quitar las pizarras blancas. Por la experiencia propia y las charlas con compañeros de diferentes niveles educativos, las PDI vienen bien en infantil, primaria, en algunos casos, y en los laboratorios y talleres, usada con los simuladores de redes o con simuladores de circuitos «mola», como dicen mis alumnos. Para el día a día, si la tienes, está bien, pero no sé hasta que punto compensa la inversión, ya que con el proyector sobre la pizarra blanca también se puede escribir, y hasta puedes guardar la sesión si la grabas en el ordenador. Lo que sí tengo claro es que nunca debe estar sola, hace falta la otra pizarra blanca o verde.

    1. Lo que planteo en el artículo es lo que comentas… ¿hasta qué punto era necesaria esa inversión y compensa para acabar siendo una simple pantalla de proyección en la mayoría de ocasiones? Ya, hay etapas en las que quizás, la manipulación de las mismas pueda ser interesante pero, ¿realmente debemos trasladar la manipulación de los niños al contexto digital o es más necesario que jueguen pudiendo disponer de las tres dimensiones del objeto real? Muchas dudas.

      Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

  2. En mi último curso como docente en alfabetización con jóvenes inmigrantes, tuve la suerte de contar con una PDI en el aula. Fue una experiencia fantástica poder gestionar todas las posibilidades didácticas, con esta herramienta como principal recurso.
    La PDI permitió el trabajo colaborativo, trabajando con PDFs automatizados a partir de materiales expresamente creados para la especificidad del grupo de clase: -su nivel, sus intereses, su especificidad…-
    https://sites.google.com/site/matgazem1/materials
    La PDI es un instrumento complementario que permite avanzar metodológicamente, con el único inconveniente que la creatividad no va en el paquete.

    1. «La creatividad no va en el paquete». ¿Puedo hacer mía esa frase? Me parece el contraargumento perfecto a la mayoría de críticas sobre el uso de las PDIs en el artículo (Estoy de acuerdo con la falta de previsión, información y formación, malos recursos ofrecidos en muchos sitios web -aunque también los hay muy buenos, incluso muy buenos y gratuitos-, etc.). Mi experiencia docente y con compañeros docentes me ha mostrado que la mayoría de profesionales en contra de las PDIs también lo están contra calculadoras, diccionarios online, hojas de cálculo o procesadores de texto como herramientas educativas habituales. ¿Nosotros los utilizamos diariamente pero no queremos que los alumnos hagan lo mismo? Eso es porque nuestra prácticas docente no ha evolucionado con los medios y las posibilidades actuales. Y no somos capaces de enseñar su uso de manera adecuada. Mejor apartarlas y ningunearlas. Es la falta de creatividad la que nos impide formar a nuestros alumnos con las herramientas de hoy (no digo del mañana, pero al menos no nos estábamos en las de ayer).

    2. Uno puede ser creativo con un trozo de madera o, con una simple hoja en blanco. No es el tema de la creatividad para defender el uso (o más bien la compra masiva) de esas pizarras digitales. Lo que defiendo es la eficacia y eficiencia de dicha compra y la afección en las aulas porque, si el 99% de los docentes no les encuentran utilidad y la usan como una simple pizarra de proyección, ¿son el 99% de docentes unos incapaces? Pues va a ser que ese argumento cae por su propio peso. Menos aún cuando conozco a muchos que, con amplios conocimientos tecnológicos y metodológicos, ven en su compra y uso un error.

      Eso sí, lo anterior no excluye que, puntualmente, alguien pueda haberle sacado jugo pero, ¿es razonable esa inversión o hubiera sido mejor destinarla a otros aspectos? Yo creo que no ha sido razonable.

      Una cuestión final… ninguna herramienta permite avanzar metodológicamente. Es la metodología la que requiere un uso de una herramienta u otra 🙂

  3. Hola:

    Como suele suceder no existe una única respuesta al tema que has tratado de n tu post, y si recibes otra contestación, podrá darte otro motivo u otro u….

    Para mí (simplificando, xq tengo los dedos muy gordo y el smartphone muy pequeño, 😆😆):

    1.- Cuando quien diseña el edificio es un «cantautor» puede que acierte o puede que no, pero que le diga al albañil como tiene que preparar el mortero puede desembocar en lo que hasta un niño imagina.

    2.- Este debe de ir relacionado con el anterior, porque creo que todos los «albañiles lo saben. La educación no es un «dar cera, pulir cera», en educación no puedes utilizar un único método que sea el «fantástico-maravilloso -superchuli» que de al traste con todos los demás Pues del uso conjunto de todos ellos (no me sean ceporros y me usen todos a la vez, que todo hay que decirlo) adecuándolos al momento, tiempo, circunstancia… es donde se obtiene una auténtica utilidad.

    Me estoy extendiendo demasiado así que aquí lo dejo no sin antes plantear otra pregunta, ¿Quien se ha beneficiado de todas estas compras-ventas de material, ponencias y cursos sobre su uso…porque los alumnos se ha demostrado que no y los maestros me parece que tampoco?

    Have a nice day.

    pp4mnk

    1. No, nunca existe ni debe existir una única respuesta a los problemas o situaciones que se dan en el ámbito educativo. Ni puede ser así por el asunto a tratar ni, por desgracia, debería ser así. Es por ello que, defender la compra masiva de equipamiento informático (léase PDI o cualquier otra cosas de esas modas puntuales) tiene un nulo sentido sin pensar en las necesidades reales de los alumnos, docentes y centros educativos. Algo que, lamentablemente, nunca se tiene en cuenta en la ecuación.

      Un saludo.

  4. Es útil en niveles inferiores porque la interactividad es muy básica y para ver algo en pantalla pues no hace falta que sea interactiva. Cualquiera que vea las actividades para PDI de libros de texto en Secundaria se dará cuenta (sirve más para que el alumno lo haga en su casa). Ahora, hay materias como idiomas que están rellenando huecos mucho tiempo que la ven de forma más positiva.
    Es un poco matar moscas a cañonazos, como cosas como Edmodo y demás que dan la sensación de dirigirse a otro tipo de personal, a distancia pero no a aquellos que ves todos los días. O esos tables o portátiles, un escándalo en C-La Mancha con hardware incapaz de soportar el software, mientras que la red se ahoga a cada paso. O la enorme cantidad de apps y demás que cambian constantemente y obligan al moderno a un ejercicio de actualización de lo más cachondo

    1. Estamos sometiendo la educación a una presión tecnológica que, por desgracia, ni mejora la educación ni permite satisfacer las necesidades reales de nuestros alumnos. Eso sí, permite que el negocio educativo esté en auge.

      Un saludo.

  5. @Anonimo (alfabetización y pdfs automatizados)

    Hola y buenas noches:

    Estimado amigo, leer su post no ha hecho sino confirmarme lai idea de mi desactualizacion informatica , porque pese a que he visitado el link que incluye, he usado un navegador con extension para traduccion automática (el francés no es lo mío) y he buscado por distintos foros (puppy) no he conseguido que me expliquen que son los «pdf automatizados».

    Yo he usado programas del AVE (como sabe no me refiero al tren si no al Aula Virtual de Español) he utilizado programas de «clic» , «Vine-Ven» e incluso he recibido material de algunos de los proyectos recogidos en http://www.educaragon.org/Files/Files/UserFiles/File/Portada%281%29.pdf y no encuentro nada.

    Estaría muy interesado en que me explique algo más, puesto q estoy trabajando en los archivos PDF evitables ( no solo desde Adobe PDF profesional puesto que se virtualization con muchos errores en Linux).

    N.B./ Sabe que PDF (sigla del inglés Portable Document Format, «formato de documento portátil») es un formato de almacenamiento para documentos digitales independiente de plataformas de software o hardware. Este formato es de tipo compuesto (imagen vectorial, mapa de bits y texto) y por ello el hacerlo editable sin Adobe pro sería un gran paso y automatizar los PDF muy ventajoso.

    YA ME DIRÁ, por favor

    Jordi, perdona por haberte «enfarragado» tu post, pero es la única forma de lograr que mi petición llegue a «anónimo» 😉

    Un saludo
    Pp4mnk

    1. Primero corregirte que lo que linkea anónimo no está en francés sino en catalán. 😉
      Segundo decirte que al hablar de «Pdf automatizado» se trata de una conversión automatizada PDF a Word, validación PDF/A, conversión PDF a PDF/A, creación de PDF con capacidad de búsqueda y extracción de texto.,, y de denominan PDF Automatizados, que realiza determinado tipo de software (por ejemplo: Adobe LiveCycle, Ascertia DSS, Eldos Secure Black Box, iText) entre otros.
      Tercero Pp4mnk, que si buscas un poquillo por la web, como deberías haberlo hecho con los puntos anteriores antes de faltar al respeto a la gente, podrás ver que editar un pdf sin adobe tampoco es demasiado complicado…
      Con lo de los errores en Linux si que ya me has dejado loca.

  6. Hola… saludos…a todos

    Creo que las PDI no son el problema… mas sí que pretendamos utilizar nuevas tecnologías aplicando la metodología tradicional. El problema no es la tecnología en si misma, sino que no ha ido de la mano con un cambio en la pedagogía, las metodologías y la didáctica. Si seguimos viendo la educación como siempre la hemos visto la tecnología seguirá siendo una especie de híbrido que no logra encajar en la realidad con los estudiantes. Cambiemos primero la metodología… vamos a «reciclarnos» como docentes y en esa medida cambiar el paradigma educativo que lleva toda nuestra práctica educativa día a día con los estudiantes en las aulas y veremos cómo la tecnoloǵia encuentra su lugar.

    1. El problema quizás no son las PDI pero sí su compra masiva. El problema no es el uso de apps pero sí la dependencia de las apps para generar interactividad. El problema jamás es de la tecnología pero sí que, por errores en su concepción y desembolso económico realizado en ella que impide otro tipo de inversiones educativas, hace que se convierta en una culpable secundaria del asunto. La tecnología sólo va a encontrar su lugar en el aula en el momento en que el aula decida qué tecnología necesita. Y, por cierto, no hay una tecnología única para todo tipo de aulas ni alumnado.

      Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

  7. @Adela Ruiz

    Estimadísima Adela, muchísimas gracias por su corrección, que he tenido en gran estima, sobre todo porque ahora gracias a usted (no me atrevo a tutearla todavía) creo entender lo que son los .PDF AUTOMÁTIZADOS ,,,
    ,,,(mis búsqueda ,anterior al post, en google no me arrojó demasiada luz al respecto )

    Le ruego acepte mis disculpas si en algún punto de mi anterior post le dió la impresión de que faltaba al respeto al autor (al que usted debe tener en gran estima, visto lo efusivo de la respuesta), es más, puede volver a leerlo y ver que lo inicio con un «…confirmarme la idea de mi desactualización informática» y lo finalizo con un «Ya me dirá, porfavor» que obviamente es una demanda de auxilio.

    Acepte nuevamente mis disculpas y espero que pueda recuperarse de su locura, que me está produciendo un desasosiego enorme.

    Un saludo y reciba nuevamente mis más sinceras disculpas.

    Gracias

  8. @Adela Ruiz.

    Al fin he encontrado a una profesional de los .pdf

    No sabe usted la alegría que me ha dado vislumbrar la posibilidad de editar un documento .pdf que me está volviendo realmente loco 😉

    El caso es que tengo este documento en google drive

    (https://drive.google.com/open?id=0B8qkBe4iQtH9OW1QNmF6UVVlVjA)

    que es un simple archivo .pdf sin ningún tipo de complicación especial, lo visualizo en mi navegador y no me da ningun tipo de problemas, pero cuando lo imprimo me sale lleno de backgroud images, y no tengo idea de como quitarlas.

    Lo he editado con todo tipo de programas, y lo máximo que he conseguido ha sido que al eliminarlo elimine también todo el texto del documento.

    Voy a serle sincero, este documento sobre clonación de disco duro, quiero aprovecharlo y pasárselo a mis compañeros de trabajo tirándome el pegote de que lo he hecho yo. Para eso quiero modificar los links y no quiero que aparezca la imagen de fondo, que me elimine la protección de impresión (o lo que tenga pero que no me deja imprimirlo) la imagen de fondo que solo aparece al imprimir (porque visualizarlo se ve perfectamente) y, si puede y no es mucho-muchísimo pedir, que me ponga en el encabezado o pie de página «INNOVANDO POWER» porque me haría mucha ilusión.

    Imagino que como no tiene demasiada complicación, en un pis-pas, lo tendrá listo (puede enviarmelo como hice yo a través de un simple link con drive)

    Muchas gracias, Adela.

    https://drive.google.com/open?id=0B8qkBe4iQtH9OW1QNmF6UVVlVjA

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link