Una nueva etapa para los CEFIRE

Estos últimos días se han conocido ya los nombres de los nuevos asesores de los centros de formación de profesorado valenciano. Muchos nombres que, por cierto, conozco por su presencia en las redes, sesiones de café e, incluso, algún proyecto diseñado a medias que se quedó, por desgracia en su momento, en el tintero. Sé que, en la mayoría de casos, son profesionales muy válidos y que pueden hacer mucho bien para mejorar la formación en la Comunidad pero…

Fuente: Twitter

Sí, en mis afirmaciones siempre hay un pero. El primero es la fórmula utilizada para renovar a los asesores que, de forma kafkiana, ha hecho que todos aquellos que estaban ocupando una de esas plazas se fueran a la calle. Nada, ya no ha valido de nada la experiencia ni un recambio ordenado. Se ha optado por la peor solución para empezar con buen pie el nuevo proyecto porque, ¿alguien se imagina un centro educativo donde, sin mantener parte de la plantilla, cambiara la misma en su totalidad y se quedara sólo, excepcionalmente, algún director? ¿Alguien sabe qué supondría que, en cuatro años, se renovara totalmente la plantilla del profesorado? Pues eso es lo mismo que ha pasado en los CEFIRE. Tanto querer hacer las cosas transparentes, querer cargarse un diseño montado hace años por el partido que ahora está en la oposición y, al final, obligar a que los pobres que acaban de entrar se encuentren con la necesidad de empezar de cero, sin ningún tipo de asesor con experiencia que les ayude e, incluso, desconociendo el funcionamiento más básico de ese tipo de centros de formación. No, así no se hacen las cosas. Menos aún habiendo mucha gente válida que podría haber renovado por no llevar los seis años que deberían establecerse como límite para ocupar dichos puestos porque, ya sabéis que soy muy crítico con el modelo formativo basado en centros de profesorado pero reconozco que, al igual que en los centros educativos, hay profesionales muy válidos que estaban ahí y de los cuales debería haberse aprovechado la experiencia estableciendo una renovación paulatina.

También me preocupa la falta de humanidad y despersonalización hacia los profesionales que han estado ejerciendo ahí. Ni una visita del responsable educativo de turno para agradecer sus servicios, ni una simple palmada de apoyo, ni… La verdad es que esto de que a los docentes nos consideren un número es algo, más aún cuando nuestro trabajo consiste en atender y dar el mejor servicio posible a Juan, Lucia, Ahmed, María o Denisa conociendo sus situaciones personales y ayudándoles en lo posible, es de (…)

Desde aquí me gustaría felicitar a todos aquellos que se lo han currado en los CEFIRE. No, no todos son desertores de la tiza y, a veces, tendemos en generalizar. Ya, seguro que todos conocemos ese caso del docente que lleva décadas sin volver a pisar el aula o, que vende remedios educativos fuera de ella pero, al igual que es mala la generalización sobre los docentes de aula, también lo es la de generalizar acerca de los asesores de formación porque, por suerte, he tenido la oportunidad de conocer en los últimos años a algunos y, gran parte de ellos, aparte de trabajar muchas más horas de las que nos pensamos, también han intentado hacerlo lo mejor posible. Ya, hay desertores. Claro que sí e, incluso conozco algún personaje que va a empezar en los CEFIRE que lo único que no tiene ganas es de dar clase ni de trabajar, por lo que siempre ha buscado escaquearse del aula. ¿Son la mayoría? Claro que no, son casos excepcionales.

Creo que falta reformular el modelo de formación del profesorado y el sentido de los CEFIRE. No, no me vale que se hayan montado CEFIRE específicos (ámbito científico-tecnológico, inclusividad, artístico, etc.). Hubiera sido más productivo diseñar un modelo formativo, contando con los asesores de los CEFIRE y escogiendo, por sorteo, entre el profesorado de la Comunidad a determinados docentes para que, en una comisión (por favor, que funcionara y no fuera una simple pérdida de tiempo como la mayoría) diseñar ese plan formativo. No creo que la solución pase (exclusivamente) por aumentar el número de asesores/sedes y sí por reformular su función. Además, seamos sinceros, ¿cuántos docentes conocen realmente qué se hace en los CEFIRE?

Empieza una nueva etapa en los CEFIRE y lo único que puedo hacer es dar las gracias por el trabajo realizado a muchos de los que vuelven al aula y, cómo no, desear mucha suerte a los que entran porque la van a necesitar.

Un fuerte abrazo a los que conozco que vuelven al aula, a los que empiezan y a unos que, por lo visto, les va a tocar enseñar de cero como funcionan los CEFIRE 🙂

Un servicio no funciona sólo con los profesionales que lo ofrecen, mejora con un correcto diseño del mismo. Y en el tema de la formación del profesorado hay mucho por hacer.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

16 Comments
  1. Como parte de los asesores que vamos a comenzar en esta aventura, quiero agradecer la confianza que pones en nuestras manos en esta nueva aventura y espero poder contribuir a mejorar,desde este nuevo destino, la educación pública y de calidad para todos.
    Y espero que los compañeros que han dejado de ser asesores, aunque en este momento estén en una situación dolorosa, nos acompañen y ayuden a los «novatos».

    1. Ya sabes Nati que siempre pongo confianza en las personas (y más en los profesionales del ramo). Seguro que sale bien y, si no sale, estoy convencido que no será por la mayoría de profesionales que habéis entrado en las asesorías, y sí por una mala planificación del asunto. Una planificación que, como ya he dicho en más de una ocasión, creo que se ha hecho con los pies.

      Un abrazo.

  2. No se si acertada o no…. Juicio (y prejuicio) de valor sin esperar ni un día…El tiempo te dará, o te quitará, la razón. En todo caso, seguro que tienes escondida en el armario la varita mágica de la perfección . ¿Te importaría compartir con los mortales la dirección se la tienda donde la compraste?

    1. No, no tengo varitas mágicas pero me parece que venden algunas en las redes sociales. Puedes, incluso, ir a comprar en determinados eventos educativos. Eso sí, no me preguntes el precio actual porque oscilan más que el bitcoin 🙂

  3. Las asesorias que nos vamos no estamos en situacion dolorosa, estamos preocupadas/os ya que existen teorias y conocimientos muy valiosos para mejorar y para innovar en formacion del profesorado y en este caso no se aplican para nada.
    Confundir la mejora y la innovacion con un cambio total del personal con experiencia por personal absolutamente nuevo es una idea totalmente descabellada . Algo que no podemos ni imaginar en una empresa, hospital, o escuela.
    Como dice Nati mientras las novatas/os aprenden pasaran al menos dos años y eso que sabemos son gente muy competente e ilusionada.
    Lo grave de esta situacion supone un grave despilfarro del dinero p’ublico, una especie de cronica de una mu…anunciada que nadie ha sabido parar.

    El poder que se ejerce desde la ignorancia puede llegar a tener repercusiones muy graves en la escuela.

    1. Como bien dices prescindir de todos los profesionales de un plumazo es un error de bulto. No, no hay ninguna empresa que funcione de esta manera y, al final, lo único que va a lastrar son las posibilidades de éxito. Tampoco tiene demasiado sentido proceder al cambio sin replantear el modelo formativo de la Comunitat y eso, que es mucho más complejo que hacer procesos de acceso muy mal planteados, es algo en lo que nadie ha querido entrar.

      No, espero que no sea una crónica de la muerte anunciada pero, como bien dices, ha sido un auténtico despropósito.

      Un saludo.

  4. Se te ha olvidado comentar que los puestos de las asesorías jamás se plantearon ni fueron vitalicios: NUNCA. A partir de ese error has construído. Te falla el pilar fundamental. Revísalo. Me parece que estás vendiendo, como decía Platón, burros como caballos…… y tranquis: nadie es imprescindible. OS AGRADECERÁN VUESTRA EXPERIENCIA VUESTROS COLES E INSTIS. ¡¡¡VOLVED A ELLOS, PLÍSSSS!!

    1. Nadie ha dicho que los puestos sean vitalicios, de hecho, cada cierto tiempo salían las asesorías a concurso, como ocurre ahora. Pero a lo que íbamos, lo que se plantea en el artículo es que lo más inteligente habría sido hacer un cambio ordenado y no todos a la vez. ¿Te imaginas cambiar a TODO el personal de una empresa de golpe? Por cierto, Xavi, no entiendo tanto odio hacia los asesores que están ahora. (Yo no soy uno de ellos, por si piensas eso).

  5. La gente que nos vamos y yo con muchas ganas y un poco de pena pero no por irme desde luego, no tenemos puesto vitalicio, entramos por concurso publico hace 4 años.
    En la actualidad no es asi en muchos casos.
    la forma en que se han cubierto los puestos de asesoria ha sido vergonzosa y ha generado una especie de cachondeo generalizado en los centros. Una pena de verdad!
    Es muy conveniente que los puestos de asesores cambien eso nadie lo duda.
    Pero la forma en que se ha hecho este año no responde a ningun argumento razonable ni en teorias serias sobre organizaciones educativas y formacion.
    Es una especie de fijacio cercana al trastorno de alguien que tiene mucho poder.
    Que pena!!

  6. Y confundir la innovación con la mejora del hecho educativo es peligroso, sobre todo cuando se hace siguiendo teorías que no están demostradas y metodologías que no estan contrastadas ni evaluadas. Ojo, porque sin evidencia científica ni evaluación de resultados no se puede uno ponerse a predicar las bondades de ninguna metodología, y he asistido ya a varios cursos que venden metodologías cuyos resultados no están demostrados como mejores. Hablo, por ejemplo, del aprendizaje por proyectos que es la nueva moda en España, donde somos más papistas que el Papa y donde nos afiliamos a cualquier causa, antes incluso de que se afilien los que la han empezado.

    1. Doyou; confundir ABP con una moda …me parece..en fin!
      Innovacion y mejora del hecho educativo no tiene confusion posible. Son lo mismo!
      Ya veo que la comunidad cientifica internacional a calado en ti. Aunque tambi’en podriamos hablar de la justicia de victimas del franquismo …u otro tema.
      Podriamos hablar de muchas cosas
      Pero no es el tema de este foro.
      Aqui se comenta la ausencia de un nuevo modelo de formacion del profesorado y las decisiones absurdas, sin pies ni cabeza que suponen que el dinero publico se gaste sin pies ni cabeza y que no tienen en cuenta ni las aportaciones de la comunidad cientifica internacional ni tampoco las de la comunidad educativa en general o las de la ciudadania.
      Son solo una demostracion de poder sin justificacion posible.
      Este es el tema de este foro.

      1. Innovar:
        Del lat. innovāre.
        tr. Mudar o alterar algo, introduciendo novedades.

        Ejemplo: Cambiar la forma de impartir docencia usando la mímica en lugar del lenguaje verbal es innovar. Pero no se produce una mejora del hecho educativo sino todo lo contrario.

        No son la misma cosa.

  7. En educaci’on cuando hablamos de innovacion no nos referimos a cualquier cambio. Cambiar tiza por pizarra digital no es innovar
    Eso lo sabemos todas/os.
    Aqui hay quien cree que innovar en formacion del profesorado es lo mismo que cambiar pero a todas las personas.
    Y esto es peor que lo de tiza y pizarra digital.
    Pero bien…
    Gracias por la etimologia y el latin. Siempre es bueno conocer.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link