Una semana sin internet en mi centro educativo

Hoy justo hace una semana que se ha estropeado internet en nuestro centro educativo. Ni libros digitales, ni moodles, ni posibilidad de acceder a las presentaciones o archivos que tenemos colgados en la nube. Una nube que, por lo visto, la Generalitat se encarga que sea de difícil acceso. Una tempestad y una mala gestión del servicio de internet por parte de la administración educativa catalana que ha obligado, a más de uno (entre los que me incluyo), a buscarnos la vida mediante alternativas mucho menos del siglo XXI y más ajenas a lo que debería ser una educación de calidad. Porque el acceso a la red es mucho más que el acceso a determinadas herramientas o documentos que vamos colgando. El acceso a la red es información. Y poder acceder a toda la información a un clic es algo nada despreciable en un sistema educativo donde debería primar ese acceso y el filtro crítico de la misma.

Fuente: http://blogdelgamer.com
Fuente: http://blogdelgamer.com

Reconozco que me causa estupor ver como en veinticuatro horas la mayoría de ciudadanos tenemos reparada nuestra conexión a internet y, en cambio, se ralentiza hasta el infinito las reparaciones en un centro educativo. Afirmo que, tener un organismo como el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información encargado de la gestión de esas conexiones que impide contratar directamente, por parte de los centros educativos, líneas telefónicas extra es un atraso. Más aún si el organismo tiene unos convenios con determinada multinacional que obliga a pagar unas cuotas abusivas a los centros para dotarles de una conectividad más que cuestionable. Quizás es que hay intereses opacos tras lo anterior. Quizás es que, hay determinados servicios educativos que, se ceden a algunas empresas privadas a un gran coste para el ciudadano, para pagar determinados favores. Sea como fuera, centralizar la conectividad de los centros educativos es un error. Más aún impedir que los centros gestionen directamente contratos con las compañías telefónicas. Algo que saldría, vistas las facturas que gira este Centro de Telecomunicaciones a los centros, bastante más económico que lo anterior.

Esta semana sin internet en mi centro se han demostrado muchas cosas. Primero, la gran dependencia que nos genera la tecnología una vez introducida (más o menos en condiciones) en el funcionamiento diario de los centros educativos. Segundo, las relaciones que existen entre determinadas empresas y la administración educativa. Y, finalmente, la tercera observación que uno puede inferir es como la tecnología ha entrado con fuerza en el ámbito educativo. Una tecnología que, en muchos casos, es más de necesidades creadas, facilidad y versatilidad de la misma, que de herramientas. Porque, sin que los alumnos tengan portátiles o haya PDI en las aulas podemos vivir, pero sin el acceso rápido a la información y a los recursos que se hallan fuera de nuestros centros educativos, ya es algo más complicado.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link