Y la administración educativa dijo NO a la jornada continua

La verdad es que ya sabéis que no considero el tema de la jornada escolar como algo bien planteado. No es sólo tener mis dudas acerca de los beneficios e inconvenientes de un tipo de jornada u otra (partida o continua) para los alumnos. Es ver que en ningún momento se plantean otras posibilidades más allá de lo anterior. Da la sensación que todo sea a doble respuesta. No hay síes condicionales ni noes condicionales. Todo es maximizado hasta deber optar por una opción entre dos opciones con sus pros y sus contras. Y es por ello que me preocupa que se plantee el debate o las votaciones para optar por un tipo de jornada sin tener en cuenta alternativas. Por cierto, haberlas haylas.

Fuente: http://blog.fundaciononce.es/

Pero no iba a hablar acerca de la necesidad o no de articular otro tipo de debate acerca de la jornada escolar. Creo que lo anterior ya lo he planteado en múltiples ocasiones en este blog y en otros espacios. Voy a hablar de la votación que se realizó ayer entre los padres que llevan a sus hijos al colegio de mi hija y los resultados de la misma. Unos resultados que arrojan 242 votos a favor de la jornada continua y 142 a favor de la partida con un censo total de 625. Datos que arrojan que la mayoría de padres que han ido a votar se han posicionado a favor de la jornada continua pero… NO se aprueba. Sí, el mecanismo democrático es tan perverso que exige más de un 55% de votos del censo favorables a la jornada continua para cambiar de la partida actual a la continua. Sinceramente, no lo entiendo. En cualquier elección democrática, la mayoría más uno de una determinada opción (especialmente en el caso de las respuestas como las que se planteaban en esta consulta) hacen que se apruebe lo que más votos ha obtenido pero resulta que, en este caso, la administración hace difícil el poder llegar a cambiar el tipo de jornada. Bueno, más bien hace muy difícil que los padres puedan opinar acerca de este tipo de cuestiones. Mucho blablabla acerca de la importancia de los padres y, en cosas como éstas, se ve que es más palabrería que otra cosa.

A mí no me preocuparía que, en caso de tener jornada continua y se propusiera, se cambiara a partida si lo eligieran la mayoría de padres que han ejercido democráticamente el derecho a voto. No, no me parecería mal que se planteara cada cierto tiempo el cambio de jornada escolar y que, en algún momento, nos planteáramos votar cuestiones más importantes que afectan más al aprendizaje de nuestros hijos. Y no, no me estoy refiriendo a cuestiones más técnicas para las que ya existen los profesionales y sí en referencia a la participación, decisión o colaboración más allá de los actos más «festivos».

Estoy convencido de que la democracia en el ámbito educativo es otra cosa. Por ello me chirrían tanto estas «mayorías cualificadas» que impone la administración como, por ejemplo, la pérdida de poder de decisión de los Claustros en la toma de decisiones de centro. No, no quiero perder la democracia en los centros educativos. Quiero centros cada vez más democráticos, participativos y transparentes. No por los padres o los docentes. Simplemente por unos alumnos que se merecen la mejor educación posible, consensuada y, por qué no decirlo, con aportes de toda la comunidad educativa.

No, esta vez no pudo ser lo de la jornada continua. No por culpa de los padres que no fueron a votar, simplemente por una mala interpretación del concepto «democracia» porque, al final, ¿quién ha decidido que quien no va a votar en unas elecciones de este tipo está apostando por una postura u otra? ¿A nadie le suena lo anterior?

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

2 Comments
  1. Pues qué pena lo que comentas… Mis hijos tuvieron jornada partida en Madrid, y ahora tienen jornada continua en
    Extremadura. Recuerdo la votación en Madrid, ocurrió exactamente lo que comentas…, no fue posible por no superar el 50% de los votos de todo el censo (el censo incluye a todos los padres y todas las madres…). En fin, ahora sin embargo, en Extremadura, menuda diferencia, mis hijos pueden llegar a comer a casa, y pueden echar un rato de siesta, que para algunos es muy importante, y lo que es mejor, sus padres podemos compartir con ellos mucho más tiempo. Ah, y se ofrecen soluciones para aquellos padres que no pueden compatibilizar su horario con el de sus hijos.

    1. El tema de la jornada continua no deja de ser controvertido. El problema, como siempre, es que al final siempre se piensa en las necesidades de los padres o docentes y pocas veces en las de los niños. Creo que para mi hija hubiera sido buen modelo pero reconozco que mi postura es ligeramente «egoista». Aunque sí, el tener jornada continua debería obligar a replantearse las jornadas laborales de los trabajadores. Y ahí debería realizarse el cambio porque, por cada minuto de más que estás con tu hijo, algo más que te llevas.

      Un saludo y gracias por el comentario.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link