Y por qué no liberalizar la Educación…

Conversaciones agradables dan resultados variopintos. En este caso me sirve para abrir una cuestión que, hasta ese momento, no me había planteado. Una cuestión que tiene más de «sano» que la privatización que se está realizando en el sistema educativo de nuestro país. Una cuestión que pasa por liberalizar la Educación. Por permitir que cualquiera pueda abrir sus centros educativos. Por permitir que cualquier agrupación, empresa o, si se tercia, comunidad de vecinos pueda montar un centro educativo, seguir el currículum que le diera la gana (como si no quieren seguir ninguno) y expedir sus propios títulos (sin otorgar, por cierto, ninguna validez legal a los mismos).

¿Qué pasaría si liberalizamos la Educación? ¿Qué pasaría si en lugar de privatizarla -inyectando dinero público para pagar a empresas privadas-, dejamos que se gestione un mercado paralelo donde, en ningún momento, intervenga capital público? ¿Qué pasaría si permitimos a los padres escoger libremente esos centros educativos liberalizados que se gestionaran de forma autónoma? ¿Qué pasaría si de una vez abrimos el mercado de la Educación y nos dejamos de subvencionar lo que no toca?

Quien quiera un servicio público de calidad… centros educativos públicos, gestionados y controlados por la administración educativa pertinente. Que alguien quiere aprender de otra manera, mediante planes de estudio que nada tienen que ver con leyes educativas, pues que acuda a esos centros privados. Centros cuyos títulos para reconocerse obligarían a los alumnos de los mismos a hacer una prueba para conseguirlos. ¿Qué problema habría con lo anterior?

A lo mejor hay empresas que quieren formar a su manera a sus futuros empleados. Empresas que quieren trabajadores cualificados para trabajar en ellas. Empresas que quieren potenciar «su» definición de talento. ¿Qué hay de malo en ello? ¿Tan malo es que se pueda elegir? ¿Qué diferencia habría con lo que sucede hoy en día en los centros educativos «de élite»? ¿Alguien cree realmente que no van a habilitar un sistema de becas para captar a los buenos estudiantes? ¿Alguien cree que una organización empresarial va a montar un centro educativo por amor al arte manteniendo sólo a las castas más pudientes?

Liberalizando la Educación nos cargamos los chiringuitos de la concertada. Todos los recursos invertidos en una Escuela pública de calidad. Centros educativos que, al ser de gestión pública sin competencia subvencionada, podrían mejorar. Pensemos también que serían los únicos centros capaces de expedir titulaciones públicas… no olvidemos lo anterior.

Ahorro económico interesante en época de crisis y establecimiento de centros educativos variopintos de gestión privada. Centros con su propio modelo de aprendizaje (no voy a discutir si sería bueno o no pero, al final, la decisión será la de los padres -algo que no varía sustancialmente de lo que está pasando-) y gestión de sus recursos privados. Deberán vender buenos resultados porque sus títulos para ser «reconocidos» deberían pasar por una prueba de validación (examen objetivo realizado en centros públicos de referencia). O, tal vez, dichos títulos en la empresa privada sean reconocidos como válidos para determinados trabajos. Incluso, si hacen bien su trabajo, sean considerados mejores que los de los alumnos que salen del sistema público. Especulaciones.

Privatizar no es lo mismo que liberalizar. Liberalizar un servicio, cuando los padres de los alumnos que llevaran los alumnos a esos centros privados (se debería dar facilidades para su apertura) siguen pagando impuestos, es un chollo para el sector público. Más dinero ingresado, menos costes que asumir.

El problema es que los grupos de presión no van a dejar liberalizar la Educación. No interesa. Hay mucha organización subvencionada con dinero público que imparte docencia. Organizaciones que, no lo olvidemos, tienen mucho poder en nuestro país. Además, privatizar siempre es rentable para la empresa que adquiere el servicio. Ofrecerlo de cero implica unos costes que, a mi entender, pocos se atreverían a asumir. Pero los que lo asumieran entrarían en un mercado muy interesante. Mercado que, a diferencia de ahora, ningún ciudadano tendría que subvencionar.

Por tanto, ¿por qué no liberalizar, que no privatizar, la Educación?

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

7 Comments
  1. Esta bien tu idea: gente que paga impuestos y no disfruta el servicio. ¿Y si incentivamos que los interesados en enseñanza privada migren a ella con un saldo positivo de impuestos para el estado?, ¿nos repartimos el dinero?. Como no uso la enseñanza pública pago solo el 50% de los impuestos? Eso se llama cheque escolar.

    1. No entiendo la necesidad de confundir churras con merinas. Los impuestos se pagan para ofrecer unos servicios públicos. ¿No disfrutar de ellos exime el pago de impuestos? ¿Debemos, cuando hay servicios públicos de calidad, pagar con los impuestos de todos determinadas elecciones de algunos? ¿Debemos dejar de pagar impuestos porque, supuestamente, uno no se va a beneficiar nunca de lo que está pagando? ¿Debemos reducir impuestos a aquellos que no tienen hijos porque nunca van a beneficiarse de un sistema educativo para esos retoños que no tienen? No es justa la comparación. Es tener intereses en mezclar cuestiones demasiado interesadas usando una demagogia demasiado fácil.

      Hay necesidad, por parte de algunos, en manipular el discurso para sacar dinero del erario público que se destine a elecciones personales. Si hay una Educación pública de calidad, ¿por qué debemos pagar a alguien que quiere que sus hijos lleven uniforme? ¿Por qué debemos pagar para que no se mezclen con los pobres o los que, por desgracia, no son del color tan bonito que se plantea? ¿Por qué pagar la ideología que se quiere transmitir a los hijos? ¿Por qué no liberalizar el servicio -y no privatizar, que es lo que propones con tu cheque escolar-?

      Liberalizar un servicio no es privatizarlo. Privatizarlo es algo que muchos tienen interés en hacer y que, lamentablemente, están haciendo (y no hablo sólo del concepto de servicio educativo). El artículo no va en esa línea. Ni mucho menos.

  2. Centros privados puros y duros los hay, aunque no muchos.
    Una cosa querría plantear. Todos los que os queréis cargar la escuela concertada, ¿cómo lo haríais? No lo ha hecho ni el PSOE, que abogaba más por lo público que el PP. Si la solución es cerrar el demonio de los centros concertados habría que ponerse las pilas como sea para hacer centros públicos, ya que concertados no hay precisamente pocos. Y también habría que tener en cuenta a la gente, cosa que nadie hace. Habría que ver por qué, en proporción, los padres solicitan más los colegios concertados que los públicos. Al menos en mi zona los concertados siempre se llenan en la primera vuelta de los procesos de admisión. También me hace gracia, que todos los defensores a ultranza de las escuela pública parece que endiosan a los padres de dicha escuela. Pues yo conozco a unos cuantos y no pocos, que llevan a sus hijos a un colegio público porque no les han admitido en el concertado que eligieron en primera opción, por estar este saturado de solicitudes. Así que mi en la escuela pública te encuentras defensores a ultranza de la misma.

    Saludos

    1. No voy a discutir qué han hecho los políticos del PSOE para dejar de concertar centros educativos. Aún menos cuando los mismos se crearon bajo su mandato y se han mantenido con su gobierno disponiendo de mayorías absolutas. El tema del «cómo se haría» es algo realmente complejo. No es cosa de un día para otro ni de cerrar las persianas de los centros concertados. Hay mucho a analizar y demasiadas cuestiones que no convienen dejarse al calentón del político que decida que «a partir de mañana van a dejar de haber centros concertados». No es tan fácil la solución. Ni mucho menos.

      Lo anterior es uno de los temas que comentas. El otro es el por qué los padres solicitan más los colegios concertados que los públicos. La respuesta es simple, muy simple. Por tres motivos fundamentales: cercanía al domicilio (en las grandes capitales es más habitual encontrar centros concertados que públicos en determinados barrios), horarios más extensos (muchos centros concertados permiten una mayor estabulización del alumnado mediante la incorporación del pago de determinados «extras») y, finalmente, está el tema de no querer (por diferentes motivos) que el alumno se mezcle con otros -sí, somos aún muy clasistas, que no es lo mismo que racistas-. Lo anterior tiene muy poco que ver con la calidad educativa del centro y más con factores secundarios que se convierten en primarios para muchos de los padres.

      No es sólo cuestión ideológica (aunque reconozco que para muchos sí lo es). Es cuestión de cómo se gestionan los recursos públicos y la necesidad de que una empresa privada reciba el dinero de todos para funcionar. Y sí, no pasa sólo en Educación.

      Un saludo.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link