Y, ¿qué es educar?

Sentado en mi mesa (que pocas veces ocurre), veía a mis alumnos y me preguntaba si mi labor como profesor, como docente, cumplía con lo que ellos esperan y merecen de mí. Porque esta profesión, algunas veces denostada, lleva consigo una de las tareas más bonitas y más responsables que a una persona se le puede encomendar: educar.

Fuente: ShutterStock
Fuente: ShutterStock

Porque, educar, para mí, es pensar que esos niños, esos jóvenes, están esperando lo mejor de mí, que todo lo que hago, de una forma u otra, tiene influencia en ellos y que por tanto, merecen toda mi dedicación, atención y paciencia.

Educar es, quedarse al final de la clase a escuchar esa anécdota tan insignificante de un alumno, que para él es tan importante, porque el hecho de que su profesor se la escuche le llena tanto. Es permitir que te hable de sus aficiones, de sus preocupaciones, de su equipo favorito… Es saber que en las pequeñas cosas, es donde uno más crece y más feliz se siente.

Educar es llegar puntual, es no maltratar, no insultar a ningún alumno, es no decirles incluso tonto, o bobo, porque ellos son tan importantes y tan sensibles como cualquiera, y merecen todo el respeto. Es cumplir con tus obligaciones, es prepararse las clases, hablar bien, ser limpio, ser ordenado, ser atento,… porque con el ejemplo uno enseña a veces más que con la palabra, y porque no le puedes exigir algo a alguien que ni tú mismo cumples.

Educar es, sí, por qué no decirlo, ser simpático con tus alumnos. Es demostrarles que puedes tener empatía, que te puedes reír con ellos, que puedes pasar buenos ratos,… para que entiendan que su profesor, es alguien que quiere lo mejor para ellos, y que por tanto, está feliz de poder llevar a cabo su labor. Educar es dejarse en casa las preocupaciones y transmitir ganas por el trabajo y por la vida, es olvidarse de los problemas personales que a ninguno de tus alumnos interesan y, sobre todo, nunca descargarlos sobre ellos.

Educar es perder de tu tiempo, ratos con esos alumnos que necesitan ayuda. Esos alumnos, que, cuando alguien les echa una mano tanto lo agradecen, porque, para ellos, tú, su profesor, eres tan importante. Es comprenderles y ayudarles, pero, sobre todo, escucharles, dejando que descarguen esos problemas que tanto les impiden avanzar como estudiante y como persona.

Educar es conseguir de cada alumno lo mejor, con sus limitaciones, pero dejando claro que cada uno es inteligente…, a su manera, y que las notas dicen muchas cosas, pero se olvidan de otras muchas más.

Educar es, hacerle comprender que el esfuerzo, el trabajo, la constancia, el orden, la humildad, son la base del trabajo diario y el camino hacia el éxito. Es hacerle entender que el mejor 10 que pueden sacar es en la asignatura del respeto. Es enseñarle a distinguir entre las buenas y las malas conductas.

Educar es darles la mano, para que la sientan fuerte y, cuando ya no la necesiten, y tropiecen, se sepan levantar. Es plantar en ellos fuertes raíces, que le ayuden a enfrentarse a ese mundo al que están aún tan expuestos. Es construir, trabajar.

Es aprender, servirles, quererles.

Es enseñarles a caminar, a vivir, a volar.

Dedicado a mis alumnos

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Javier Gallart

Soy profesor de Secundaria, de Matemáticas. Inquieto por naturaleza. Me gusta ser activo en mi profesión. Dialogante, que no discutidor. Disfruto con tertulias sobre educación y otros temas (leáse política, fútbol...). Soy corredor de montaña y me encanta la naturaleza. Alto y flaco (bueno, eso dicen).

7 Comments
  1. Muy bién definido Javi, se nota que te gusta lo que haces, y que lo que dices en este post no son solo palabras sino que lo pones en practica. Tu profesión es importantísima para la sociedad y todos los profesores deberian aprender de ti. Este año me despido de ti (espero) pero siempre te tendre presente porque la etapa que he pasado contigo me ha hecho crecer como persona. Te pongo un 10 como profesor y como persona. Gracias por formar parte de mi educación.

    1. … y educar es poder disfrutar de alumnas como Marta, por su simpatía, por su trabajo diario, por qué no decirlo, por ser tan guapa, y porque es una alumna encantadora. Porque he disfrutado viendo cómo ha madurado como estudiante y como persona durante estos 6 últimos años, y porque sé que va a llegar tan lejos donde se proponga. Qué regalo más bonito tus palabras, Marta. Muchas gracias de todo corazón.

  2. Ya hace algun tiempo que sigo tus post, pero este me ha gustado mucho, muchisimo, tanto que me he atrevido a hacer mi primer comentario. Se nota que te gusta tu profesión, la mia, pero de primaria. Leyendo tus post una siente que lo que esta escrito, no solo son palabras, son sentimientos.
    No te conozco, pero enhorabuena por todo lo que nos trasmites. Gracias.

    1. Muchas gracias por leerme y por el esfuerzo en responderme. Si te ha gustado el post es porque seguro que tienes sentimientos parecidos a los míos y por tanto también te doy la enhorabuena. Muchas muchas gracias por tus palabras.

  3. Muchas gracias por el post, igual que le he dicho más de una vez a Jordi, gracias a post como este me permitís hacer llegar a mis alumnos del máster ideas mucho mejores que las que yo transmito. Gracias.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link
0 Compartir
Compartir
Twittear
+1
Compartir