¿Y si pasamos la Formación Profesional a la Universidad?

Fuente: El Universal
Fuente: El Universal

Dentro de las propuestas educativas de los principales partidos políticos (incluyendo las que nos han enjaretado en este nuevo invento llamado LOMCE) hay algo que brilla por su ausencia. La necesidad de reformular agrupamientos educativos y espacios. Algo que, por cierto, podría llegar a ser una de las claves que, más allá de articulados legislativos a gusto de quien manda en ese momento, podría llegar a arrojar un poco de luz en un sistema educativo cada vez más tocado.

Ayer tuve la oportunidad de disertar sobre las posibilidades de hacer algunos cambios en el sistema educativo. Unos cambios, más que de cuestiones legislativas que hacen referencia a aspectos esencialmente curriculares, de infraestructuras y agrupaciones de alumnos.

¿Qué pasaría si agrupamos toda la escolarización obligatoria en los mismos centros educativos (desde Infantil a la ESO)? ¿Qué pasaría si trasladamos el Bachillerato a jornada de tarde y moviéramos toda la Formación Profesional a la Universidad? ¿Qué pasaría si en las Universidades estableciéramos dos perfiles de carreras -las más profesionalizadoras (de acceso desde la propia FP) y las más relacionadas con la investigación-? ¿Qué pasaría con estos cambios en el sistema?

Hay un aspecto clave en la mejora educativa del país y, ésta pasa de forma muy importante por la Formación Profesional. Una Formación Profesional que debe de tener a los mejores estudiantes y, para ello, se hace esencial la conexión con etapas educativas superiores. Unas etapas con las que habría de convivir en los mismos recintos y permitir que aquellos aspectos de innovación universitaria con los que contamos se trasladaran rápidamente a esos alumnos. Unos alumnos a los que se habría de facilitar el acceso a estudios superiores.

Nadie en este país con poder político se ha atrevido nunca a enfrentarse con los poderes universitarios. Lo único que se hace es penalizar al alumno mediante el incremento de tasas y la reducción de becas pero, jamás ningún Ministro se ha atrevido a coger el toro por los cuernos y asumir que la autonomía universitaria ha generado un problema muy serio en la misma. Un problema que hace que la mayoría de las plazas se asignen endogámicamente (a profesorado que ya había estado trabajando como asociado o haciendo el doctorado en la misma Universidad en la que consiguen plaza) y que la parte académica, en muchas ocasiones, sea considerada como mucho menos importante que la investigadora. Algo que a mi entender es un grave error. Conviene preparar a las personas. Eso debería ser crucial en cualquier etapa educativa.

La falta de conexión de la Universidad con etapas anteriores (especialmente con la Formación Profesional) hace que sean unos estudios aislados dentro de un sistema que empieza en Infantil. Un sistema en el que todo son eslabones de una misma cadena y que, cualquier separación exagerada de los mismos, hace que sea mucho más difícil llegar al final de la misma.

Ya sé que los poderes que gobiernan las Universidades son muy amplios, pero tampoco sería tan difícil que el MEC empezara a meter mano en las mismas. Un Ministerio de Educación que debería ser el garante de todo el sistema educativo de nuestro país. Un sistema educativo que, por cierto, incluye a las Universidades (que ahora no dependen del mismo).

Unas ideas, expresadas en voz, resultado de una conversación que tuve ayer con mi hermana. Una conversación que me apetece reproduciros aquí en ligeras pinceladas sin desarrollar.

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

7 Comments
  1. Creo un error tremendo tu proposición. Estás diciendo lo mismo que en los famosos libros blancos que anticipaban la Logse, muchas cosas se llevaron a la práctica como lo de unir cursos de primaria a secundaria y otras no como la FP en la Universidad.

    En realidad no entiendo qué te molesta de la FP en los centros de FP, que existen, separados de los IES y la ESO o integrados en estos. Soy profesora de FP y tengo alumnos que están, a la vez, cursando estudios en la Universidad y en el Instituto, porque en este se trabaja más la práctica. Si llevas la FP a un lugar como la Universidad te cargas la parte práctica que sí se da en FP y no en la Universidad.

    No entiendo por qué quieres liberar a los centros de la FP, no lo explicas. En lo único que estoy de acuerdo contigo es que en la Universidad el profesor no pone el foco en enseñar, lo pone en «investigar», mejor dicho, en publicar, otra cosa es qué.

    Algo más a decir y que deberías pensar, ¿en un mismo centro toda la enseñanza obligatoria?¿niños de 6 años con chavales de 16-18? ¿no son suficientes ya las distorsiones que se producen en secundaria con niños de 12 y chavales de 16 a 18 y más años?

    Hay otra cosa que me sorprendió y parece que no aprendemos de los errores, cuando se implantó la Logse muchos en los pueblos se alarmaron. Los niños a partir de secundaria debían hacer muchos KM para ir a sus centros y eso obligaba a ruta y madrugones. En muchos sitios los padres para evitar estos problemas a sus hijos migraron a ciudades y despoblaron pueblos. En Cáceres hubo mucha protesta por ello y al final la solución fue ir a Cáceres o Plasencia a vivir y como aquí en muchos sitios.

    Creo que es bueno aprender de errores pasados y lo que publicas o se ha hecho o se intentó y fracasó.

    Por cierto ¿y los profes de FP dónde vamos? Recuerdo la primera vez que pensé en preparar las oposiciones mi pregunta era ¿pero dónde daré clases en un Instituto o en la Universidad?. No sé adónde quieres llegar ni por qué tampoco.

    Saludos

    1. Lamento discrepar con tu comentario. No creo que sea un error tan tremendo la propuesta deincorporar la Formación Profesional al entramado educativo universitario (con todos los requisitos necesarios para hacerlo bien –y son muchos y costosos-). Lo que es un error es mantener la FP incorporada en unos centros educativos alejados de donde, salvo honrosas excepciones, realmente se da la innovación en este país (que es en el ámbito universitario).

      ¿No crees que un alumno tendrá un mayor interés en cursar algo cuando ve que sus estudios se realizan en un ambiente como el universitario? ¿No crees que establecer una vía profesionalizadora enlazada correctamente con estudios superiores es unbeneficio para ellos?

      No creo que la propuesta sea peor que el desballestamiento de los centros de FP que supuso la LOGSE (se desmantelaron talleres, huída masiva de muchos docentes hacia la ESO, amén de muchas aberraciones que llenarían cientos de folios). ¿Crees que la Universidad no está capacitada de mejorar sus estrategias educativas para incorporar la parte práctica de la FP? ¿Crees realmente que la profesionalidad de los docentes universitarios es inferior a la de los otros? No me gusta hablar de docentes de primera y de segunda. Aún menos cuando lo único que provoca dicha discusión es parcelar cada vez más los aprendizajes (con el resultado que todos conocemos).

      Toda la enseñanza obligatoria en el mismo centro es algo que ya se está llevando a cabo en muchos centros (en casi todos los concertados y en experiencias de Instituto-Escuela públicos que, por cierto, funcionan bastante bien –con sus pegas y mejorables, como todo-). Ello no significa aumentar distorsiones ya que, si lees el artículo, también se propone un doble turno en los centros educativos (p.ej. la posibilidad de establecer el horario de bachillerato porla tarde). ¿Es peor agrupar alumnos de 3 a 16 años que de 12 a 20 –o más si hay ciclos de grado superior-? No lo veo ni tengo claro (tampoco lo tenía en una época de mi vida más afín al pensamiento único).

      En ningún momento hablo de los centros rurales. Algo que se debe de proteger porque, como bien dices, se debe evitar someter a madrugones innecesarios a los chavales. Pero, mantener “excepcionalidades”, no es óbice para un cambio de modelo.

      Finalmente, en referencia a dónde van los profesores de FP… me parece que, como reivindicación laboral es defendible (y la comparto) totalmente pero, a nivel de mejora educativa, es algo que debe considerarse en su justa medida. ¿Se debe hacer un modelo educativo en función de las necesidades de los docentes o de los alumnos? Yo lo tengo bastante claro. Y con lo anterior no estoy diciendo nada contra la gran profesionalidad de la inmesa mayoría de profesores de FP (en su vertiente teórica o práctica). Algo que se demuestra sobradamente en las aulas en las que se hallan. Algo que no debe impedir que el cambio (si es para mejorar) se deba plantear.

      Un saludo de vuelta.

      1. Empiezo contestando que no temo por mi futuro profesional como docente, si no doy clases en el instituto las daría en la universidad o en el instituto otras especialidades. El problema es de concepción ¿la FP qué es? porque es lo primero a plantearse el qué y para qué. Y resulta que permite desarrollar competencias muy específicas para ámbitos concretos, algo alejado de estudios similares de la universidad. Por tanto lo primero es definir qué se entiende por FP y para qué se cursa y si hay o no diferencia con los estudios universitarios similares y si deben modificarse. Me gustaría que se recordara que la FP fue una necesidad y que, entre otras cosas, necesita modificar su currículum con una periodicidad menor que la universitaria para adaptarse más al mercado laboral que la demanda. Lo cual no quita que la Universidad y sus estudios y docentes también se renueven con mucha periodicidad.

        Después habría que establecer qué estudios se hacen. ¿de qué FP hablamos? ¿de la FP de grado medio (chicos con sólo la ESO) o de la de grado superior? y a partir de ahí todo lo demás. Decir de forma genérica lo de llevar la FP a la Universidad sin contar todas las circunstancias… Pero nada nuevo tampoco, recuerdo cuando hubo muchas manifestaciones porque los de carreras técnicas veían amenazadas sus aspiraciones por los ciclos de Grado superior de FP. Se pasan los de grado superior y no los de grado medio? ¿qué hacemos con los PCPI?

        Hay muchas variables no recogidas en tu post y que deben evaluarse y mucho antes de aventurarse a reclamaciones de este tipo.

        En cuanto a lo de la mezcla de chicos de diferentes edades, no estoy de acuerdo con ello. He de ver a niños con adultos compartiendo espacios y situaciones que deberían evitarse. Y con el retraso en la edad de salida del sistema escolar muchas más diferencias a evitar para una buena convivencia en los centros.

        En ningún momento he hablado de la capacidad de los profesores de universidad, sólo de su foco, en el que coincido contigo. Pero sí me resulta curioso que cuando ha habido alumnos en la Universidad no se reclamaba la FP y ahora sí ¿se piensa de verdad en el alumnado?

        Saludos

          1. Siempre he tenido mis reparos a que cualquier estudio se «aisle» en parcelas. No creo que ninguna etapa deba obviar a sus predecesoras y a las que van a venir con posterioridad. Y eso hace que hacer minifundios educativos sea algo que no veo con demasiados buenos ojos.

        1. Tienes toda la razón en la pregunta que haces… ¿la FP qué es? Eso es algo que deberíamos debatir en profundidad antes de proponer cualquiera de los parches que se están aplicando a este tipo de estudios y que, desgraciadamente, no consiguen el resultado previsto. Responder a la cuestión es muy complejo pero lo es mucho menos responder a la antagónica… ¿qué no es ni debe ser la FP? La FP nunca debe ser un sistema de formación a medida de la empresa y sí a medida del alumno. La FP nunca debe guiarse por criterios impuestos para satisfacer las necesidades de mano de obra (más o menos cualificada) que necesite una empresa determinada y ofrecer una formación que permita al alumno ser válido profesionalmente y con capacidad de adaptarse a la realidad actual. La FP no debe ser un estudio finalista en sí mismo y ofrecer las alternativas al alumno que la curse para continuar su aprendizaje mediante otro tipo de estudios (que, no deben ser, y aquí quiero ser muy claro, únicos y exclusivos del ámbito universitario –aunque la relación con el mismo debe ser muy fluida-).

          Por tanto, si tenemos claro lo que no ha de ser la FP también hemos de apostar por la formación más versátil para la persona y para la sociedad a la cual se ha de incorporar. Algo, por cierto, alejado en gran medida de la FP dual que se está ofreciendo (otro tema que he tratado en más profundidad anteriormente).

          Lo de los inventos (parches) que he comentado anteriormente: PCPI, nueva FP básica, FP dual, etc. es algo que poco tiene que ver con el alumno y mucho con las necesidades del mercado (no podemos soltar a los alumnos a los catorce años y necesitamos
          engancharlos con algún tipo de estudios). Unas necesidades que se están cubriendo sin dotar de recursos a los centros en los que se está ofreciendo. Unos parches que no cubren las “necesidades reales” de los alumnos.

          De todo se puede hablar pero lo que sí que queda claro es que la FP no funciona tal como está. Se está ofreciendo una oferta muy amplia pero, realmente, quedan muchos flecos por cubrir en dicha formación. Flecos y currículums infumables que hacen que los docentes estén más que descolocados. Recursos insuficientes para algo que debería gozar de un prestigio mucho mayor que el de ahora. Una de las vías educativas por explotar y potenciar.

          Reconozco, a pesar de los párrafos anteriores, y de mi defensa a que la FP pase a la Universidad que quizás sea algo que ahora sea oportunista (bien comentas que es un pastel que muchas Universidades ahora quieren) pero, también tengo claro que es una vía a estudiar.

          Finalmente y en referencia a la cuestión del “retraso de la edad de la salida del sistema escolar”, he de reconocer que es uno de los grandes méritos de la LOGSE. Uno totalmente objetivable y lleno de sentido común.

  2. Hola Jordi:

    He trabajado +- 5 años en la Universidad y 5 en la FP. Creo que lo ideal es mantener las titulaciones actuales de Enseñanzas Técnicas pero dándole un verdadero carácter de Formación Profesional de grado Superior. El profesorado debe tener tiempo para actualizar su formación y participar en proyectos con empresas y otras Universidades, pero si caer en la locura de las tesis y la inacabable carrera investigadora (congresos, papers,…).

    El modelo de la Universidad de las carreras científicas no vale para las Enseñanzas Técnicas.

    PD: mucho ánimo y a por ellos.

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link