Ya si eso…

Entre los SWAT educativos de Isma, los vídeos contratados por el susodicho y, la cantidad de whatsapps que se han enviado algunos en las últimas horas para criticarme (incluyendo, eso sí, correos anónimos para acusarme de no sé qué cosa), estas últimas horas estoy bastante divertido porque, hay cosas que te tienes que tomar con humor. Hay dos opciones: callar y achantar o, simplemente, reírte un poco de determinados personajillos de medio pelo que, al final, no son nada más que unos peones que saben ejercer la correcta presión con su lengua en las partes necesarias. Otra vez siendo soez dirés. Pues va a ser que sí. Y, sabéis qué… cada vez me importa menos porque, entre que me hago mayor, los médicos me han detectado un «pequeño» problemilla y, lo de ser políticamente correcto para medrar no me va, es lo que hay.

Fuente: The Independent

Sigo esperando la respuesta de Ismael Sanz, Director General de Innovación, o de David Calle (otro de los que, pensaba que no, pero se ha unido al club) acerca de cuánto ha costado del erario público los vídeos que la Comunidad de Madrid le ha mandado hacer. Vídeos sin ningún tipo de concurso que, por lo visto, al no llegar a los 18000 euros o ser partes troceadas en varios minicontratos, ha permitido hacerse. Coño, igual que la asesoría del CRIF. Todos contratados a dedo bajo la condición de quemar la camiseta verde que llevaban hace tiempo y alabar a la concertada y al Ismael. Bueno, por ende al PP. Además, si nos fijamos en quienes contratan para dar los cursos vemos que la mayoría son docentes de la concertada. Amiguetes o muy relacionados con Aulablog. Una organización que, por lo visto, ahora se ha vendido al mejor postor. Bueno, a eso y a difundir la creatividad de Ferrán Adrià a nivel educativo. La verdad es que venderse por tan poco no lo entiendo. Bueno, menos aún difundir por whatsapp críticas a un servidor. Son tan estúpidos que aún no entienden que pueden tener algún «infiltrado» entre sus filas (sí, he recibido el permiso para publicar la recepción de este tipo de whatsapps que me han llegado).

Entre los que sustituyen la explicación de la Guerra Civil por un vídeo de tres minutos, los asesores que no volverán a pisar un centro educativo o, simplemente, las ideas chorras que suponen cientos de miles de euros diariamente al erario público mientras los centros educativos se caen a trozos, no se sustituyen a los docentes enfermos o, simplemente, se acaba dejando sin cobrar al personal porque no hay informatizado un determinado sistema de gestión docente, vamos apañados. Eso sí, todo son brindis al sol y amiguetes ansiosos de salir en la foto. Y ya si les dan algún cursillo los amiguetes que se han sabido colocar mejor… amics per sempre.

La verdad es que después de los correos de estas últimas horas creados con el único fin de criticarme, cuestionar el beneficio que saco con mi libro (que, curiosamente se puede descargar gratis y, TODAS las donaciones se están dedicando a su impresión en papel para ir sorteando ejemplares entre los que hayan donado sin menospreciar que caiga alguna horchata), mis palabras porque, según parece, uso argumentos ad hominem a tutiplén o, yendo más allá, mi poco respeto por el trabajo de mis compañeros (supongo que será hacia aquellos que van de divos y se lo creen), quizás me haya vuelto muchísimo más radical en el asunto. Llega a ser el momento de decirles a los vividores que lo son. A los estafadores y vendedores de humo que están estafando y vendiendo humo. A los que, vía determinadas triquiñuelas legales, están chupando del erario público mediante contratos que no se publican, asignaciones «a dedo» de cursos por ser amiguetes, amantes o, simplemente, pertenecer a la misma asociación o partido político de los que gestionan la formación, que ya está bien. Creo que llega el momento en que los docentes que estamos en el aula, trabajando con recursos cada vez más limitados, ratios más altos y, cada vez más burocracia, enviemos a la mierda a determinados personajillos. Y no vale decir «ya si eso…». Ahora es el momento de hacerlo.

Cómo les jode a algunos que haya gente a la que no se nos pueda comprar 🙂

Ya habéis visto que he vuelto, en este post, a enlazar mi libro "Educative Innovéision". Sabéis por qué... pues porque me interesa que tengáis una idea diferente de lo que nos venden como innovación educativa y os preguntéis algunas cosas. Lo de las visiones únicas no mola.
EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
Jordi Martí

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

1 Comment

Deja un comentario

EDUENTERTAINMENT

Cuando la Educación se convierte en espectáculo

En un contexto en el que el espectáculo educativo está a la orden del día, conviene reflexionar acerca de la implicación de este "eduentertainment" en nuestras aulas.
close-link